Archivo de la etiqueta: reclamación de daños

Elementos probatorios en las caídas en la vía pública

 

 

Declaración de la Renta (1)

 

 

Que hacer ante una caida en la via publicaAdemás de los temas legales complejos que se deben sortear, los casos de resbalones y caídas implican lesiones que parecen “mínimas” al principio, pero que pueden dejar lesionada a una persona toda la vida. Relación de causalidad En relación con la determinación de la existencia de nexo causal, se ha dicho que habrá de establecerse en estos supuestos con relación: A una situación de inactividad por omisión de la Administración titular de la explotación del servicio en el cumplimiento de los deberes de conservación y mantenimiento de los elementos de las carreteras a fin de mantenerlas útiles y libres de obstáculos en garantía de la seguridad del tráfico que se prescriben en el artículo 15 de la Ley 25/1988, de 29 de julio, de Carreteras; O bien, con relación a una situación de ineficiencia administrativa en la restauración de las condiciones de seguridad alteradas mediante la eliminación de la fuente de riesgo o, en su caso, mediante la instalación y conservación en la carretera de las adecuadas señales viales circunstanciales de advertencia del peligro de pavimento deslizante que prescribe el artículo 57 del Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo, en relación con el artículo 149.5, P-19, del Reglamento General de Circulación, aprobado por el Real Decreto 13/1992, de 17 de enero.

Preparación de la defensa o acusación del juicio en el Juzgado Penal y presentamos el recurso de apelación ante la Audiencia Provincial. Partiendo de estos presupuestos, el juzgador de instancia pasa a analizar los elementos probatorios de que dispuso en expediente y en el juicio y comienza a marcar después los hechos y circunstancias que considera probados para llegar a concluir al final que el accidente de autos se debió de manera exclusiva a la propia negligencia y torpeza de la víctima, pues, -si bien a la documentación gráfica que ya obraba en el expediente se unieron después las declaraciones de dos testigos presenciales que reconocieron las fotografías que se les habían mostrado y que manifestaron que a primeras horas de la tarde del día, cuando subían por la acera de la Calle, que estaba seca por no haber llovido y que es estrecha (puesto que apenas pueden pasar dos personas juntas), vieron como aquella tropezó o resbaló, y, cayéndose de lado, se golpeó con un furgón, añadiendo que, al auxiliarla, vieron también que en la acera había losetas deterioradas, y que faltaba una parte del bordillo que no se veía, posiblemente debido a la sombra que proyectaba la furgoneta, afirmando también que la señora llevaba zapatos un poco altos y con plataforma, por lo que, debido al estado que presentaba, llamaron a una ambulancia para que se la llevara.

Lo cierto es que el juez, por las razones que añade- extrae la primera conclusión de que la actora tenía que conocer el estado defectuoso de la acera en ese lugar -que califica solo como parcialmente deficiente en algunos puntos- y una segunda respecto a que es estado de la acera era perfectamente visible para quién por ella bajaba en dirección a los testigos, lo que la obligaría a una especial atención y cuidado, ya que la vía pública no está exenta de peligros para los peatones, por lo que, aún en supuestos de deficiente conservación del pavimento, aquellos deberían observar el necesario autocontrol en la deambulación, lo que lo llevaría a excluir la responsabilidad de la entidad titular de ese espacio público, tanto en el caso de que el desperfecto u obstáculo fuera visible o conocido por el peatón por estar vinculado a esa zona, como cuando aquel fuera de una entidad tan mínima o reducida que impidiese apreciar su capacidad para ocasionar daños en condiciones normales.

Y si las lesiones requieren baja laboral, convendrá acudir para que nos la den y así se podrán presentar también los partes de Baja/alta de la Seguridad Social, así como demás justificantes de intervenciones quirúrgicas, consultas médicas, tratamientos médicos, rehabilitación, etc.. Más singular fue el caso de la caída en Málaga de una mujer, quien se golpeó contra un coche aparcado tras tropezar, según afirmaba, con una grieta en la vía. Le atenderemos inmediatamente y nos pondremos a su disposición incondicionalmente. Mediante resolución de la Jefe de Unidad de Responsabilidad Patrimonial del Ayuntamiento de Málaga se solicitó informe al Servicio de Conservación de Infraestructuras, informándose de la entrada de la reclamación de responsabilidad patrimonial, solicitándole que lo comunicara a la compañía aseguradora de este tipo de siniestros del Ayuntamiento de Málaga.

En el caso contemplado dijimos lo siguiente: “La actividad probatoria de la administración se ha limitado a aportar al procedimiento un informe de la empresa adjudicataria del servicio. Para admitir a trámite el recurso, al interponer deberá constituirse en la cuenta de depósito y consignaciones de este Tribunal, el depósito al que se refiere la disposición adicional decimoquinta de la Ley Orgánica 1/2009 de 3 de noviembre, atribuye a los particulares derecho a ser indemnizados de toda lesión que sufran en cualquiera de sus bienes y derechos, salvo en los casos de fuerza mayor, siempre que la lesión sea consecuencia del funcionamiento normal o anormal de los servicios públicos, y se cumplan los demás requisitos dispuestos por el ordenamiento jurídico La primera reacción del afectado suele ser presentar una denuncia ante la policia o ante el juzgado de guardia, pero esta no es la forma de proceder, pues la reclamación de la que hablamos no se tramita a traves del juicio de faltas, sino a través de la reclamación administrativa y en su caso a través del recurso contencioso administrativo.

La mayoría terminan desestimándose y, en ese caso, los afectados tienen la posibilidad de recurrir a los tribunales. Por tanto, aunque no se valore la declaración de las testigos sobre la mecánica de la caída, lo cierto es que las fotografías muestran una mujer tumbada en la acera en el lugar donde, según la reclamante, sufrió la caída y en el que aparece un desperfecto de entidad suficiente para producir la caída. la anterior sentencia ha sido leída y publicada el mismo día de su fecha por el Ilmo. Testigos: es importante que si hay testigos firmen el atestado. La demandada, en sus agravios, cuestiona la conclusión sentencial a la que arriba el juzgador de grado respecto de: a) la responsabilidad objetiva que le endilga a su parte en exclusividad; y b) la existencia y cuantificación del daño moral y material emergente.